Principal

Cómo ahorrar tiempo dibujando las letras de tu propia tipografía

Este artículo no lo encontrarás en la página principal del blog, forma parte del material exclusivo que comparto con los suscriptores de mi newsletter. Si quieres recibir más contenido exclusivo date de alta ahora mismo.

En esta segunda parte, tras establecer la estrategia de trabajo, me voy a centrar en las tácticas concretas que podemos usar en el proceso de diseño de una familia tipográfica. En concreto voy a tratar de las ayudas al dibujo en FontLab (el programa que uso y medio controlo), porque seguramente ya te has dado cuenta de la cantidad de trabajo que tienes por delante.

Dibujar mediante interpolación

Si no quieres dibujar uno a uno todos los glifos de todas las variantes de tu familia tipográfica existe una técnica de dibujo que te facilitará mucho las cosas: la interpolación. Espero que el concepto no sea nuevo para ti, si te fijas la misma palabra te está dando la pista: inter-polación > entre-polos. Se trata de obtener dibujos intermedios a partir de dos extremos preexistentes. En la práctica significa que si dibujamos la variante más fina y la más gruesa de nuestra familia tipográfica podremos conseguir tantas posiciones intermedias como queramos en un tiempo récord. Podemos repetir el proceso y crear otro eje con sus dos extremos para dibujar las variantes de anchura —desde la más estrecha a la más ancha (ya llevamos 4 extremos dibujados)—, también podemos hacer lo mismo para crear tamaños perceptivos —los dibujos para cuerpos pequeños deberían ser distintos a los grandes (un total de 8 extremos a dibujar)— y otro más si vamos a hacer cambios de estilo (tranquilo, esto nadie lo ha hecho nunca que yo sepa porque implica dibujar 16 extremos). FontLab permite dibujar mediante interpolación gracias a la tecnología Multiple Master de Adobe. Una manera de hacerlo: si tienes dos fuentes, una para cada extremo del eje que quieras, puedes crear una Multiple Master con la herramienta blend fonts (Tools > Blend Fonts en FontLab 5.1, deben estar los dos archivos abiertos si quieres que se active esta opción). Para hacer las primeras pruebas te recomiendo que te descargues una tipografía de código abierto como la Source Sans, de Adobe. Tiene una licencia SIL Open Font License que te permite hacer todos los cambios que quieras mientras no distribuyas/vendas el resultado (en todo caso puedes cobrarle a un cliente por el rediseño, lo que está prohibido es vender copias de la tipografía resultante). Abre la Extralight y la Black y pon en marcha la herramienta define axis en Tools > Multiple Master > Define New Axis: define axis fontlab Te saldrá un panel como éste donde deberás establecer el nombre  y el tipo del eje (peso, anchura, tamaño óptico y estilo). El siguiente paso es definir los extremos, llamados masters, en Tools > Multiple Master > Assign Master: define master fontlab Tendrás que definir el otro extremo del eje, si estabas con la extralight tienes que decirle que el nuevo extremo (Wt1) es la Black. Puede que no te salga a la primera, ten paciencia. Cuando hayas acabado verás algo así en cualquier ventana y probar el funcionamiento de la tecnología MM: blend fonts fontlab Si tu ventana tiene menos opciones que la mía sólo tienes que pinchar en los dos iconos que he coloreado en amarillo. Si te fijas se puede ver en azul el extremo más pesado y en negro la más fina; si quieres ver el resultado de la interpolación tendrás que activar el panel Ejes (Window > Panels > Axis) y mover la palanca de izquierda a derecha. Si quieres ver una frase completa abre el panel Previsualización (Window > Panels > Preview). Cuando rebasas los extremos la cifra se colorea de amarillo y eso significa que estás trabajando por extrapolación. No pasa nada pero vigila porque los resultados son impredecibles a la vez que divertidos: http://youtu.be/GXP6z_RXUC0 Aquí me tengo que parar a explicarte algo: para que la interpolación funcione los dibujos de cada extremo deben tener exactamente los mismos puntos de anclaje, los mismos puntos iniciales (starting points) y los trazados la misma dirección. Consulta la página 12 del manual Multiple Master de Adobe si quieres ampliar estas nociones. Esta condición indispensable nos fuerza a ser muy disciplinados o a utilizar programas externos para realizar un chequeo. Si dispones de pasta puedes probar Prepolator, especialmente creado para estos fines. Si estás tieso como yo puedes quedarte en FontLab y ser muy cuidadoso. Más adelante te daré algunos consejos más sobre cómo dibujar extremos MM sin perder o ganar puntos de anclaje. Ya sólo te queda, una vez escogido el dibujo, generar la fuente correspondiente. Para ello previamente has de generar una instancia (instance) Multiple Master desde Tools > Multiple Master > Generate Instance, lo que te llevará a la siguiente ventana: generate instance fontlab   En esta ventana puedes desplazar el manejador horizontalmente hasta la posición en el eje que desees. El resultado es un nuevo archivo de FontLab desde el que podrás generar la fuente; te vas a File > Generate Font, eliges un formato y una carpeta y… si no se te cuelga el programa —cosa frecuente cuando trabajas con interpolación, de ahí que muchos colegas suelen utilizar un programa externo, Superpolator, para realizar esta fase de la producción— tendrás tu nueva variante tipográfica lista para utilizar. Mi consejo: guarda antes de cada operación porque nunca se sabe…

Una vez le hayas pillado el truco te tocará a ti crear tus propios extremos o masters, y aquí se complica la cosa. Mi consejo general es que partas siempre de un único archivo que vas duplicando para crear las diferentes versiones. De esa manera te aseguras que los contornos tienen el mismo número de puntos, la misma dirección y puntos de origen. Se trata de ir moviendo los nodos y tirantes hasta conseguir la curva deseada (recuerda seguir las cuatro reglas del dibujo PostScript).

Pero hay una pregunta que me hacen siempre en los talleres de FontLab: ¿no hay un comando o herramienta que haga eso de manera automática? Supongo que les parece que si se puede explicar verbalmente debería haber un algoritmo capaz de hacerlo. La respuesta es que hay ayudas. El propio FontLab tiene una función para hacer negritas —que funciona regular, prefiero los resultados de Fontographer— y hay algunas macros que sirven o ayudan para crear versalitas, negritas y cursivas con bastante decenciia.

La que uso —la mejor herramienta y no lo digo sólo yo— se llama Remix Tools, un conjunto de macros creado por Tim Ahrens, que de manera magistral se apoya en la tecnología Multiple Master y en el hinting para efectuar transformaciones casi mágicas en las letras. Descárgate la demo (y Python si tienes Windows).

Si no dispones de 179€ puedes probar las alternativas gratuitas. SIn duda las que más me gustan son KLTF Transformer y KLTF GlyphTweaker, que funcionan moviendo los puntos e interpolando sus tirantes para mantener la curvatura. SIn duda son una opción a tener en cuenta aunque luego tendrás que repasar a fondo todos los dibujos. Ten en cuenta que sólo son ayudas al dibujo, nada puede —afortunadamente— eremplazar a un cerebro humano.

Próximamente le dedicaré una entrada a estas macros de FontLab para que las conozcas a fondo. Que disfrutes mientras tanto.