Principal

Al fin puedes aprender la diferencia entre kerning y tracking

kerning

Conozco a mucha gente —incluidos diseñadores con bastantes años de experiencia y hasta profesores universitarios de diseño— incapaz de distinguir ni de explicar la diferencia entre estos dos conceptos. Yo no lo sé todo sobre tipografía pero quiero compartir contigo lo que he descubierto a lo largo de los 20 años que han pasado desde que empecé a estudiar sobre el tema:

Nociones previas

Cada glifo —así es como llamamos a los caracteres que forman un alfabeto tipográfico— está inscrito en un rectángulo invisible llamado tipo, que sirve para colocar las letras en la secuencia y distancias correctas. Dado que en el alfabeto romano cada carácter tiene una medida distinta (piensa en el espacio que ocupa una i y una m, por ejemplo) y que no solemos ligar las letras (las dejamos ligeramente separadas unas de otras) los programas necesitan saber qué hueco deben preparar para el dibujo (glifo) correspondiente o dicho de otra manera, dónde colocar el cursor después de pintar la letra. Esta distancia en lenguaje técnico se conoce como advance width aunque tradicionalmente le llamamos grueso.

Tracking

Los programas permiten añadir o sustraer espacio entre un conjunto de caracteres seleccionado. Dado que en la extinguida tecnología de la fotocomposición esta separación se hacía con unas ruedas dentadas (tracks) ahora le llamamos tracking a esta operación.

Kerning

Cuando diseñas una tipografía no sólo tienes que dibujar cada glifo en su casilla correspondiente sino que debes darle una posición dentro del tipo, marcando el límite anterior y posterior con sendas líneas verticales. Debes encontrar el espacio correcto para que el carácter que estás diseñando no rompa el ritmo del texto. Pero algunas parejas de letras no terminan de llevarse bien y hay que crear excepciones a la regla, indicándole al programa que en ciertos pares (de kerning) hay que añadir o sustraer cierta cantidad de espacio, manteniendo las demás combinaciones intactas. De hecho podríamos definir kerning como la operación de aplicar tracking a una pareja de glifos de una tipografía.

La conclusión

El problema que yo he detectado es que no hay diferencia —conceptualmente— entre tracking entre dos caracteres y un par de kerning. Pero cuidado: si seleccionas dos caracteres en InDesign o Illustrator y le aplicas tracking se alterará el espacio entre ellos y también (oh sorpresa) con el siguiente.

Con lo cual la recomendación es usar el kerning para arreglar un problema puntual en una pareja concreta y dejar el tracking para una selección más amplia —dos palabras, una frase, un párrafo— y así conseguir un poco de lecturabilidad extra.

Lecturas recomendadas:

http://blog.theleagueofmoveabletype.com/post/64287053914/what-the-what-is-kerning

Continue Reading · 14

¿Debo pagar por usar una fuente en mi proyecto?

Se trata de una de las preguntas más frecuentes que me hacen mis alumnos, tanto de grado como de máster. El desconocimiento sobre las leyes de derechos de autor y copyright/copyleft es generalizado, yo mismo me encuentro bombardeando a preguntas a mi cuñado —abogado el pobre, lo tengo frito— porque el tema se las trae.

Voy a intentar sintetizar lo que tengo claro hasta la fecha; pido disculpas si cometo algún error o no explico bien alguno de los puntos, aprovecha los comentarios para pedir las aclaraciones oportunas.

Nociones previas

Por el mero hecho de crear una tipografía tienes derechos de autor (morales y patrimoniales) sobre tu obra. Los morales son irrenunciables y jamás caducan: las meninas las pintó Velázquez y debemos citarlo siempre que lo reproduzcamos; los derechos patrimoniales —es decir, los derechos sobre la reproducción y explotación de tu obra, también llamados copyright— son otro cantar: se pueden vender, alquilar o regalar y tienen una validez que depende del país donde te encuentres, pero aviso que el mínimo es de 50 años desde que mueres y en Europa 70 (bueno, hasta que se cumplan los 70 años de la muerte de Walt Disney y los vuelvan a ampliar por enésima vez). Pasado ese tiempo tu obra pasa a dominio público y cualquiera puede reproducir, copiar y versionar tu creación sin consultarte ni darte un euro.

Existe un movimiento llamado copyleft (en oposición a copyright) que cuenta cada vez con más empuje, usuarios y apoyos por parte de los artistas y creadores. Se basa en permitir la libre distribución de copias y a veces versiones de tus obras sin control alguno o limitando sólo algunos de los derechos de autor; quizás hayas oído hablar de las 6 licencias Creative Commons, por ejemplo, que van desde la libertad absoluta —Atribución (CC BY), que significa: modifica lo que quieras, cambia la licencia de la obra resultante o véndela,  pero cítame— hasta una libertad relativa —Atribución-NoComercial-NoDerivadas (CC BY-NC-ND), que significa: cítame, no modifiques nada y no vendas mi obra—.

Averigua el tipo de licencia que usa la fuente en cuestión

Las tipografías en el entorno digital se tratan como cualquier software y las consigues con una licencia de uso; no son tuyas pero «compras» o te «regalan» el derecho a usarlas en n ordenadores. Por eso lo primero que tienes que hacer para saber si puedes usar una tipografía en un proyecto es averiguar el tipo de licencia (si la documentación está en inglés busca la palabra EULA) y actuar en consecuencia, de lo contrario estarás cometiendo un delito.

Mis alumnos se mueven normalmente en dos escenarios: tienen fuentes que venían instaladas con su sistema operativo o con un paquete informático (habitualmente el Office y el Adobe Creative Suite) o se han bajado algo de Dafont —por favor, no lo hagáis, es peligroso para vuestra salud mental— y con un poco de suerte de FontSquirrel o Google Fonts —de aquí sí, chicos—.

En el primer caso, si el sistema operativo o el paquete de aplicaciones no es pirata, has adquirido licencias de uso de las tipografías que se han instalado automáticamente (aprovecha y revisa si te has dejado alguna por instalar que a veces pasa) y puedes usarlas para diseñar y cobrar «casi» lo que quieras. La excepción es la siguiente: no puedes instalar la fuente en un servidor para usarla en tu página web —aunque sí puedes hacer una imagen jpg o similar usando esa tipografía— porque cualquiera podría descargársela.

Por lo tanto a la pregunta típica: «¿Puedo instalar la Helvetica en mi servidor?» la respuesta es no, salvo que compres una licencia web para la Helvetica. Sin embargo puedes hacer un cartel o una camiseta y venderlos sin problemas. Si la tipografía es gratuita tendrá una licencia copyleft (Creative Commons, Apache, SIL Open Font License o GNU, aunque hay más) donde podrás leer qué puedes hacer con ella pero lo normal es que te permita hacer casi lo que quieras (como mucho te prohibirá venderla o cambiarle el tipo de licencia a la versión que hagas de ella).

Si no tienes licencia de uso, no la uses

Está feo, si un diseñador pasa cientos de horas creando una tipografía y le pone un precio, debes respetarlo. No uses su trabajo para un proyecto que luego vayas a cobrar, eso no se hace; distinto es si estás estudiando y haciendo trabajos no comerciales, entonces te recomiendo que te bajes y pruebes todo lo que pilles, bébete todo el vino que puedas hasta que seas capaz de distinguirlos y nombrarlos de memoria. Eso sí, cuando pases a profesional, ve comprando las tipografías que uses en tus trabajos; piratéalas sólo para probarlas. Es un delito pero si vas comprando poco a poco no te va a pasar nada; si le echas demasiado morro entonces te mereces todo lo que te pase. Así es como lo veo yo y he cosechado algunas enemistades por defender mi postura públicamente pero creo que hay que mojarse, en esto no caben medias tintas.

Continue Reading · 273

Kerning, el primer evento exclusivamente tipográfico en Italia, calienta motores

Apenas faltan ya unos meses para el Primer Congreso Internacional de Tipografía que tendrá lugar en Faenza (Italia) los días 2 y 3 de Mayo. Kerning, como ha sido llamado, celebra su primera edición y supone el primer evento internacional dedicado únicamente a la tipografía «digital y para web» en Italia.

A la espera aún de la confirmación de algunos nombres, por el momento entre los ponentes encontramos a Marko DugonjićNadine ChahineThe StandardistasRichard Rutter e Yves Peters. Todos ellos renombrados profesionales a nivel internacional.

Para aquellos afortunados que podais asistir a tan apetecible evento, os alegrará saber que ya tenéis las entradas a la venta. Y aunque con una rapidez pasmosa, aquellas de venta, podríamos decir, algo más que anticipada, están ya agotadas; aún podeis comprarlas por algo menos de lo que será su precio final. Eso sí, os recomendaría que, como versa la sabiduría popular, no dejéis para mañana lo que podais hacer hoy  y compreis vuestra entrada cuanto antes ¡porque vuelan!.

En cualquier caso, es motivo de alegría la celebración de un nuevo evento tipográfico que se prevé lleno de charlas y workshops interesantísimos, de los que seguro que aprenderemos un montón y que, por supuesto, seguiremos muy de cerca ¡y esperamos que acompañados de todos vosotros!

Continue Reading · 0

Cómo hacer un bonito ejercicio de lettering en dos minutos y medio

Cada vez vemos más y más comercios que se apuntan a la «moda» del lettering para rotular sus paredes, promocionar sus productos, etc. La verdad es que sea algo pasajero o no (sinceramente, esperamos que no lo sea), se agradece sobremanera entrar, por ejemplo, a tomarte un chocolate caliente en estos días de frío y tener que decidir si acompañarlo con un delicioso muffin o un pedazo de tarta, a partir de una carta a modo de pizarra gigante con unas bonitas letras hechas a mano; o, como es el caso del vídeo que os mostramos, entrar en una papelería y encontrarte ante este bonito ejercicio de lettering realizado con tiza sobre pizarra por Chris Yoon.

Cierto es que aunque el vídeo empieza con unos planos detalle fabulosos, luego meten el turbo y vemos el proceso a una rapidez que ni el mismísimo Flash Gordon en sus mejores tiempos, pero, en cualquier caso, es un video y una letra para disfrutar y que esperamos que os guste.

Continue Reading · 5

Cómo averiguar qué fuentes hay en una web sin mirar el código

No sé si os he contado ya que soy un apasionado del diseño web —de hecho creo que es DISEÑO con mayúsculas, más que cualquier otra especialidad en nuestra disciplina, pero eso es otra historia— y me encanta inspeccionar el código de las páginas que me gustan; se aprende un huevo (desde luego con este lenguaje no llegaré nunca a catedrático).

Cuando quieres saber qué tipografía/cuerpo/interlínea/interletraje/márgenes/etc. tiene un texto en una web, a los que nos dedicamos a esto nos gusta mucho usar Firebug y herramientas de desarrollo parecidas. Pero para sacarles partido has de saber qué buscas, has de conocer cómo funciona html y css.

Hoy te quiero explicar las alternativas que he probado —aunque a mí me sigue gustando hacerlo a pelo— para que no tengas que volverte loco con el código de una página web:

    • Para Firefox llamada Context Font que añade información sobre la tipografía y el cuerpo de un texto seleccionado.
      Context-font

 

  • Para Chrome he instalado y estoy probando What Font Tool, en este caso tienes que activar la herramienta y posarte sobre el texto; si pinchas te despliega información detallada, lo mejor es que te indica qué servicio de alojamiento (Typekit, Google Fonts) está sirviendo la tipografía.
Aprovechad los comentarios para añadir extensiones que funcionen mejor y para otros navegadores/plataformas. Gracias.

 

Continue Reading · 11

Mis tipografías favoritas

Siempre comparo el diseño gráfico con la alta cocina porque me sirve para explicar muchas de las claves de esta disciplina; el problema que me encuentro a veces es que mis alumnos no saben cocinar, pero esa es otra historia. En esta analogía las tipografías son los ingredientes principales de los platos, y cada cocinero tiene una lista con sus preferidos. Es curioso cómo funciona: descubres un nuevo sabor, te enamoras de él y no puedes parar de cocinar con él hasta capturar su esencia al 100%.

arguinano

Bien, como me gusta mojarme —siempre se lo exijo a mis alumnos, yo no puedo ser menos— quiero compartir contigo mi lista de favoritas de los últimos años; si eres novato en esto he incluido también mi lista de las mejores tipografías para principiantes, porque antes de aprender a cocinar una paella siempre es mejor empezar por la tortilla de patatas.

Mis favoritas, las tipografías con las que estoy cocinando son, sin ningún orden en particular:

  1. Mercury
  2. Geogrotesque
  3. Giza
  4. Titling Gothic
  5. Kosmik
  6. TazAntenna*
  7. Gotham
  8. Tisa
  9. Archer

*Las pongo juntas porque les doy el mismo uso, son prácticamente iguales

Las que he dejado de usar (aunque me siguen gustando):

  1. Rotis
  2. Thesis
  3. Bello
  4. Knockout
  5. Din
  6. Fakir
  7. Fedra
  8. Ziggurat
  9. Klavika

Las que tengo en la recámara (porque estoy a punto de probarlas o porque me gustaría tenerlas):

  1. Roller Script
  2. Bree
  3. Bombshell
  4. Magallanes
  5. Pluto
  6. Despeinada
  7. Carmen
  8. Univers Next (me temo que ésta no va a poder ser por el precio)
  9. Lavigne

Para empezar en diseño gráfico (y que nunca dejo de usar):

  1. Helvetica (incluida en Windows Vista y todas las versiones de Mac OSX)
  2. Garamond**
  3. Univers
  4. frutiger***
  5. Futura (incluida en Mac OSX)
  6. Bodoni (incluida en Mac OSX)
  7. Rockwell (incluida en Office)
  8. Zapfino (incluida en Mac OSX)
  9. Caslon (incluida en Mac OSX)

** Ojo, que sea la de Adobe que viene con sus programas, la de Monotype que viene en el sistema es un desastre (mírala con zoom y verás)

*** Si no te la puedes permitir y tu ética te lo permite, puedes usar Segoe o Humanist 777, que son clavadas.

Continue Reading · 2

Feliz —y tipográfica— Navidad

He pasado un rato divertido —mientras me bajaba la cena de Navidad y mis nenas durmiendo como troncos— jugando con LetterMpress, una aplicación para iPad bastante interesante aunque con una interfaz horrorosa.

El resultado es esta felicitación tipográfico-navideña, espero que os guste:

La gracia está en que tienes que componer a mano el molde con tipos de madera y no te puedes dejar ni un hueco sin ocupar —bueno, sí que puedes, yo lo he hecho por pura pereza y falta de práctica—. Especialmente indicado para entrenar la mente en el cálculo espacial y modular. No es una mala compra aunque no la considero imprescindible.

Gracias por leerme.

Continue Reading · 0

La tipografía más cara del mundo

Hoy por hoy no existe un precio estándar para una tipografía comercial: echa un vistazo a las más vendidas de las dos grandes fundiciones que existen actualmente, MyFonts (Monotype) y FontShop, y verás que la horquilla para un peso oscila entre 20 y 50$, con no pocas excepciones por encima y por debajo. Sin haber hecho una estadística seria me atrevería a decir que el promedio ronda los 25$ (22€) para una display y 50$ (38€) para una tipo de texto y que baja cuando compras la familia completa, cuyo precio suele estar sobre los 200-300$. Hablo de lo más habitual porque hay diferentes estrategias para fijar los precios que abordaremos en una entrada aparte.

Best-Sellers-MyFonts

Este precio es notablemente inferior al de las tipografías en plomo o para fotocomposición, y me da la sensación que ha bajado en los últimos 5 años debido a la adopción del modelo de distribución 100% online y la consecuente disminución de costes. No obstante es fácil encontrar productos que rompen todos los registros de precios por familia y por peso:

  1. Univers Next (Adrian Frutiger para Linotype) | 4.479€ por 63 variantes | 71€ cada una
  2. Lexicon (Bram de Does para TEFF) | 3.592€ por 24 variantes | 150€ cada una
  3. Fleischmann (Erhard Kaiser para DTL) | 3.510€ por 30 variantes | 117€ cada una
  4. Trinité (Bram de Does para TEFF) | 3.368€ por 23 variantes | 146€ cada una
  5. Benton Sans (Cyrus Highsmith y Tobias Frere-Jones para Font Bureau) | 3.200€ por 128 variantes | 25€ cada una
  6. ProKyon (Erhard Kaiser para DTL) | 1.800€ por 8 variantes | 225€ cada una
  7. Puesto de honor: Bodoni Ritalic | 5.000$ por un peso. Su autor tira de ironía y la ofrece cíclicamente con un 99% de descuento con lo que estrictamante no debería estar aquí. Sin embargo me ha parecido tan genial que no he podido resistirme.

Este ranking mezcla dos estrategias distintas: Univers Next y Benton Sans son caras por tener multitud de variantes dentro de la familia tipográfica, mientras que el resto lo son por tener unos precios por unidad muy altos.

Como siempre voy a mojarme: los precios de esta lista son escandalosos y están fuera de lugar (siempre desde mi humilde opinión). Las tipografías, como ya están haciendo el resto de productos digitales (libros, música, películas y programas informáticos), han de encontrar un precio que se ajuste mejor al valor de la copia digital, que está muy cerca del cero. Por esta razón las ventas de música se dispararon cuando Steve Jobs logró convencer a parte de la industria de vender las canciones separadas y a un dólar. Ese es también el precio barrera que tienen las aplicaciones para telefonía móvil, mientras que los libros y las películas son un poco más caros y en mi opinión todavía no han encontrado la solución que necesitan (un alquiler online de una peli es más caro —3/4€— que ir al videoclub —1/2€— y un libro puede costarte lo mismo que en papel, aunque ya hay numerosos casos de éxito con precios de 3 a 5 €).

Conclusión: aunque la tipografía no es un producto de masas como la música o el cine debe encontrar un precio ajustado al valor que percibe el cliente; en ese sentido hay que aplaudir la evolución de los precios en los últimos años y también me gustaría citar un caso que debería ser un ejemplo de cómo hacer las cosas: la MUSEO de Jos Buivenga, que optó por un modelo freemium, regalando algunos pesos de su familia y cobrando el resto a un precio inferior a la media del mercado (16,50$ por peso y 69$ por la familia de 10 variantes, a 6,9$ cada fuente). Con esta estrategia ha conseguido colocar un diseño bastante mediocre en todos los ranking de más vendidas, a base de aparecer en casi la mitad de páginas web que se han hecho en los cuatro últimos años, poniéndola de moda y aumentando su demanda.

Porque el objetivo, no lo olvidemos, es conseguir que aumente el número de clientes que compran tipografías, y eso no se consigue ni subiendo precios, ni acusando al cliente de piratería, ni persiguiendo la distribución ilegal. Se consigue fijando un precio que sea lógico y poniendo al alcance del público parte de tu trabajo para que lo pruebe y lo use sin restricciones. Ya se ha hecho antes con éxito en otras industrias y me parece razonable para la nuestra.

Gracias por leerme.

Continue Reading · 8

Introducción a la tipografía para desarrollo web

Cuando mi colega Sergio Luján Mora me pidió ayuda para iDesweb, su MOOC (Massive Open Online Course) sobre desarrollo web —el primero en castellano sobre este tema—, no lo dudé ni un instante. Nos pusimos manos a la obra, buscamos un aula bonita con suficiente luz natural y una buena pizarra, y nada menos que 3 cámaras distintas. El resultado es una charla de 20 minutos sobre cómo elegir, combinar y contrastar tipografía:

Dado que el curso es para desarrolladores no podíamos profundizar mucho, de modo que te interesará sobre todo si estás empezando en esto del diseño o eres programador y no te ves capaz de tomar decisiones visuales. Aprovecho para pedirte también tu opinión sobre la realización de los vídeos, porque queremos aprender y hacerlos lo mejor posible.

Gracias por leerme y por participar. Puedes ver más vídeos en nuestro canal de YouTube.

Continue Reading · 2

Entrevista a Erik Spiekermann

Ya entrados en fechas navideñas y con los reyes magos preparando su visita, os dejamos un pequeño regalito para ir haciendo boca. Se trata de una entrevista del fundador de la revista 8 faces y mitad de Viewport Industries, Elliot Jay Stocks, a Erik Spiekermann, entorno al uso de la tipografía en el soporte digital y su relación con el diseño en soporte impreso. En tan solo 10 minutitos Spiekermann nos vuelve a deleitar con su conocimiento y experiencia. ¡No te lo pierdas!

Continue Reading · 0